ASMADERA celebra la Jornada Técnica “La industria de la madera en su ámbito técnico y empresarial”

El pasado jueves 16 de noviembre, tuvo lugar en las dependencias de FADE, la Jornada Técnica “La industria de la madera en su ámbito técnico y empresarial” organizada por ASMADERA y subvencionada por la Consejería de Industria, Empleo y Turismo, con el objetivo de incrementar la productividad en el sector de la madera, entre otros muchos aspectos.

Para la presentación de la misma, se contó con la presencia del Presidente de la Asociación – Pedro Suárez -, quién destacó la importancia de realizar jornadas de este tipo para poner en valor a las industrias de la madera, ya que son las verdaderas tractoras del desarrollo del medio rural asturiano.

El éxito de la jornada, radicó en la gran valía de los dos ponentes con los que contamos, los cuales mostraron un amplio conocimiento sobre los temas a abordar y de los que se pueden obtener las presentaciones a continuación.

Descargar ponencia D. Francisco Argüello Solís (Aspecto LEGAL) Clica AQUÍ

Descargar ponencia Dña. Olga Moro-Coco (Aspecto TÉCNICO) Clica AQUÍ


UNEmadera consolida su base social en la Asamblea celebrada en Barcelona

UNEmadera continúa ampliando su base social con la incorporación de la Federació Fusta Illes Balears. Con esta nueva incorporación ya son 17 las entidades regionales y sectoriales que componen UNEmadera.

Se consolida el modelo de trabajo basado en los valores UNEmadera: transparencia, consenso, participación, trabajo en equipo y autofinanciación.

Para ver nota de prensa completa pinche AQUÍ


COSE insiste en la gestión del monte como la vía más eficaz para prevenir incendios y conseguir estructuras forestales menos vulnerables al fuego

En las jornadas profesionales de SALAMQ17, la Feria del Sector Agropecuario de Salamanca, celebradas este fin de semana.

Patricia Gómez, gerente de COSE -Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España-, entidad que representa a los propietarios forestales privados-, alerta del alto riesgo de incendio por el abandono de los montes, debido fundamentalmente a la falta de rentabilidad que obtienen sus propietarios de ellos, que dificulta los tratamientos selvícolas de prevención.

Así lo ha puesto de manifiesto durante la ponencia sobre “Mantenimiento de los montes como prevención de incendios”, que ha ofrecido este sábado, junto a Olga González, gerente de FAFCYLE -Federación de Asociaciones Forestales de Castilla y León-, en las jornadas profesionales que se han celebrado en SALAMAQ17, la Feria del Sector Agropecuario de Salamanca.

En su intervención, Patricia Gómez señaló hechos tan contradictorios como que, si bien España es hoy el tercer país del mundo donde ha aumentado la superficie forestal, y cómo eso se podría entender como una ventaja, supone también un “riesgo o amenaza” porque “se está matorralizando”, lo que atribuye a la escasez de recursos destinados a las labores de prevención y limpieza.

A su juicio, esta acumulación de matorral y combustible fino en torno al arbolado (abandono de las actividades tradicionales en el medio rural, despoblación…) conlleva que haya “una enorme superficie cargada de combustible, preparada para arder”. Son diversas las causas que lo provocan, pero frente a la propagación del fuego la mano del hombre sólo puede actuar sobre el combustible que lo alimenta, es decir, sobre la estructura de la masa forestal, ya que no tenemos opción de manejar la orografría del terreno ni las condiciones climáticas, los otros dos factores que inciden en el daño potencial de un incendio.

“Sin la realización de estos tratamientos, los montes españoles funcionan como bombas incendiarias, por la altísima acumulación de combustible. Necesitamos un apoyo decidido a la selvicultura preventiva”, precisó.

En un país tan forestal como España y con unas características climáticas muy proclives a los incendios, agravadas por los efectos del cambio climático, tenemos que aprender a convivir con el fuego y saber gestionarlo partiendo del conocimiento científico sobre el comportamiento del fuego, para quedarnos en pequeños incendios y no llegar al incendio catastrófico, que supone la ruina económica de los selvicultores, en primer lugar, y de muchas comarcas, y la ruina ecológica para todos.

Para abordar estos grandes incendios forestales producidos por la acumulación de excedente de vegetación, se necesita un cambio de políticas en el tratamiento de este problema, con el convencimiento de que se deben “equilibrar” los presupuestos de la extinción con la prevención, transmitió la representante de los selvicultores españoles a los asistentes a estas jornadas.

Patricia Gómez reivindicó en su exposición la puesta en valor de los recursos naturales, el apoyo al mundo rural y el aprovechamiento energético de la biomasa, al igual que la necesidad de “generar discontinuidades en la masa forestal” en la lucha contra las llamas.

“Aprovechar la biomasa forestal como bioenergía ayudará a los selvicultores a generar recursos económicos necesarios para realizar las labores preventivas”. Una consideración que basa, sobre todo, en el hecho de que ahora los recursos públicos “son mucho más escasos”.

La gerente de COSE demanda una “mayor complicidad” entre propietarios, ganaderos, agricultores, vecinos locales, investigadores y políticos, un encuentro que tendría que ser propiciado por las administraciones, en la lucha contra los incendios. Hay que conciliar todos los usos y aprovechamientos del territorio, porque todos forman parte de la solución.

Desde COSE, el objetivo es hacer llegar a la sociedad que “como propietarios forestales, necesitamos más apoyos para hacer prevención, ya que eso supondría también un ahorro en la extinción y generaría actividad en el entorno forestal. “La prevención es una gestión activa del monte”, remarcó Patricia Gómez.

Se requieren más medidas e inversión pública para la puesta en valor de los recursos del monte, que permitiría a los selvicultores la sostenibilidad económica de las labores preventivas necesarias para limitar el desarrollo de los incendios forestales.

Integrada en la plataforma “Juntos por los Bosques”, creada para defender el futuro del sector forestal en nuestro país, COSE considera que, si bien “la extinción apaga el fuego, no genera riqueza en el territorio”.

La inversión en prevención ha disminuido un 75% en Castilla y León entre 2009 y 2014

Desde FAFCYLE su gerente, Olga González, en referencia a la situación en Castilla y León, informó que un gran número de incendios forestales se han producido en los últimos tiempos en León, Zamora, Salamanca y Ávila, y tienen un “gran impacto” a todos los niveles.

Según la ponente, apagar los fuegos cuesta “muchísimo dinero” todos los años, y ha coincidido con la gerente de COSE en la “baja” inversión de la Administración Pública en labores de prevención, pasando de 10M € en el 2009 a 2.600.000 euros en 2014, en Castilla y León, según datos de la Asociación Nacional de Empresas Forestales (ASEMFO).

Desde FAFCYLE afirman que el sector forestal “se tiene que tomar en serio”, en especial lo que se refiere a la inversión en materia preventiva, donde se ha registrado un descenso de los recursos en torno al 75% en seis años.

“Castilla y León necesita otro tipo de políticas forestales, e invertir en sus montes. Los montes se apagan en febrero, no en verano”, remarcó.

Olga González hizo especial hincapié en que “la selvicultura preventiva genera una mayor resistencia frente a los incendios” y en que “un monte gestionado es un monte valorizado”.

En las jornadas también intervino Vicente Rodríguez, doctor veterinario en la Universidad de Córdoba y vicepresidente de la Federación en Defensa de la Dehesa (FEDEHESA), donde está integrada FAFCYLE, quien complementó las exposiciones de COSE y FAFCYLE ofreciendo datos sobre el tratamiento de los montes por la Administración y por la PAC –Política Agraria Común-.

El 67% de la superficie forestal española está en manos privadas. Mayoritariamente pertenece a pequeños y medianos propietarios, a quienes representa COSE, organización que continúa insistiendo en que “la actividad forestal no tiene el reconocimiento que se merece”.

Sólo un 5% de los incendios forestales que se declaran en la actualidad son motivados por causas naturales (fundamentalmente causados por rayos).

Para ver nota de prensa pinche AQUÍ

 

 

 

 


UNEmadera amplía su base social con tres nuevas incorporaciones e incrementa las áreas de trabajo gracias a la implicación de sus socios

UNEmadera celebra su Asamblea General en la sede de CEOE con la participación de más de una decena de organizaciones territoriales y subsectoriales de toda España.

Se ratifica la incorporación de Baskegur, Confederación Catalana de la Fusta y Sector Fusta Cataluña como nuevos asociados territoriales.

La Asamblea acuerda seguir trabajando en los cinco temas técnicos de base (EUTR, transporte forestal, NIMF-15, subproductos y convenio nacional) y empezar a trabajar en formación FP Dual y en temas específicos de la industria del mueble-hábitat.

Para ver nota de prensa completa pinche AQUÍ


La patronal del sector forestal, de la madera y el mueble – ASMADERA – está muy preocupada por la oleada de incendios forestales en la que Asturias está envuelta

Después de 6 días continuados de incendios forestales, en donde Asturias está perdiendo su “Paisaje Natural” volviéndose un “Infierno negro”, los empresarios forestales y de la madera se pronuncian y confían en que las condiciones climatológicas varíen y comience a llover para erradicarlos.

Es evidente que para todo el sector forestal y de la madera, los incendios forestales son una lacra con la que, por desgracia, tienen que luchar constantemente todas aquellas empresas cuya materia prima es la madera, pero nadie debe olvidar que el monte no sólo lo aprovechan los empresarios forestales.

Cabe recordar que con un incendio forestal no sólo se daña la superficie objeto del incendio, sino que se ponen en riesgo muchas vidas (de los particulares próximos y de los bomberos), bienes inmuebles (viviendas, automóviles), la fauna que habita en esos bosques, descienden los ingresos de los propietarios forestales (ya que la madera quemada tiene un precio bastante inferior a la madera en verde), se perjudica al sector productivo forestal, disminuye el turismo, etc. Pero aún así, parece ser que “el monte no importa”.

De nada sirve dejar partidas presupuestarias para la extinción de incendios forestales, si no existen para una correcta prevención. De igual forma que si las personas no son capaces de ver la riqueza ambiental, paisajística, social y ética que los bosques aportan a la sociedad y al medio ambiente en general, seguiremos sumando incendios sin que importen a nadie las hectáreas que se destruyan.

Cabe destacar que en muchas ocasiones estos fuegos se vuelven tan incontrolables porque en el mismo lugar donde se generan, cuentan con suficiente combustible propio como para expandirse rápidamente. Son muchos los montes que están desatendidos, abandonados, llenos de matorral, de biomasa forestal, etc, por eso que una cultura forestal es clave en esta comunidad autónoma, para aprovechar los mismos al máximo y erradicar estos fuegos tan despiadados.

Por otra parte y aunque no quieren pensar que pueda estar vinculado, en Asmadera tienen muy presente la reciente anulación de los acotamientos a los terrenos incendiados, así como los daños que causan los lobos a los ganaderos. Teniendo ambas cuestiones sobre la mesa, no les queda otra que preguntarse lo siguiente: ¿Quién asegura que tras los incendios vuelvan a regenerar las especies forestales y no queden esas superficies quemadas para pastos?, ¿alguien puede pensar que eliminando la superficie forestal y creando pasto, va a alejarse el lobo?… ¿Acaso vale todo?.

Desde Asmadera se pide encarecidamente que se cuide el monte para evitar lamentaciones, además de que nadie olvide que de nuestros montes se obtiene una producción continuada y sostenible de bienes y servicios necesarios para la sociedad (madera, celulosa, biomasa energética, setas y otros frutos, control hidrológico, sumideros de CO2, paisaje y recreo, biodiversidad, y un largo etcétera), al mismo tiempo que generan importantes rentas en el medio rural que facilitan el asentamiento de sus habitantes y evita el despoblamiento de nuestros pueblos.

Así mismo, la patronal forestal y de la madera insta a las Consejerías competentes a que se pongan en contacto con ella tan pronto como dispongan de informaciones reales, para que les trasladen los datos de la superficie forestal afectada, con el ánimo de analizar las pérdidas y los daños a los que se enfrentarán sus empresas asociadas, así como para saber si van a plantear ayudas para hacer frente a los mismos, o incluso para que difundan la manera de proceder ante tal desastre.

No estamos dispuestos a dejar morir ni nuestro sector de actividad ni nuestros montes!.

El monte nos necesita y todos le necesitamos a él!

Para descargar nota de prensa haz click AQUÍ


La patronal del sector forestal, de la madera y el mueble – ASMADERA – condena las prácticas ilegales en el sector.

Cansada de que se siga damnificando al sector forestal, dedicado al aprovechamiento maderable, ha decidido dejar las cosas claras en defensa de sus empresas asociadas.

Todas las empresas que se encuentran bajo el paraguas de Asmadera, están a disposición de a quien pueda interesarle conocerlas, en la propia página web de la entidad. Por ello que confirma que la empresa “Contratas ESVA XXI”, que está causando tantos daños en Sebrayu y enturbiando el desarrollo de la actividad forestal, no está asociada a la patronal.

A la fecha actual, ninguna de las empresas asociadas se encuentra envuelta en los conflictos ilegales que se recogen últimamente en los medios públicos. De hecho, es la propia patronal quien no permite que ninguna de ellas cometa infracciones que rocen la ilegalidad, velando así por honrar la imagen del sector. De ocurrir tal hecho, se procedería automáticamente a abrir un expediente sanciador con la consiguiente expulsión de la asociación.

No se llega a entender el daño y machaque público al que se están viendo sometidas todas las empresas maderistas en el desempeño de su actividad, por que determinados colectivos estén en contra de la tala de árboles, o por que alguna empresa (no asociada) no cumpla con los condicionantes legales requeridos para proceder a la tala del arbolado. Es injusto generalizar, ya que desde la patronal se obliga a todas ellas que cumplan las buenas prácticas que Asmadera les ha facilitado y que pasan por atender a todos los requerimientos legales existentes (disponible igualmente en la web).

Cabe recordar que gracias a que existen maderistas, el desarrollo del medio rural va en aumento, ya que precisamente es la actividad de este sector productivo la que está aportando valor, riqueza y empleo al mismo. Hecho que debería ser tenido en cuenta por los propios particulares, que son los primeros beneficiados al obtener ingresos por sus cultivos de madera, así como por las propias entidades locales.

En muchas ocasiones, si los propios ayuntamientos ayudaran a que las empresas maderistas puedan trabajar, no surgirían los problemas que se generan, de vez en cuando y los particulares no estarían “en pie de guerra” con este sector.

Los alcaldes/as deben de ser conscientes que los maderistas son empresarios, que trabajan dignamente para sacar adelante a sus empresas (con sus respectivos trabajadores), que lo único que pretenden es aprovechar un cultivo muy necesario para la vida cotidiana y el día a día, y que no pueden paralizar su actividad porque el funcionariado no haga su trabajo como debe y en un tiempo prudencial. No es normal que para conseguir licencias de tala, se tenga que esperar hasta 1 año. Al igual que tampoco es lógico que para que se las concedan, tengan que hacer un desembolso económico mayor incluso que lo que cuesta la madera que van a cortar, con las altísimas tasas y fianzas que se les requieren. Y menos normal es aún, que se aproveche su paso para que las arcas municipales no desciendan, obligándolas a abrir caminos, a arreglar otros y a limpiar cunetas y/o pistas forestales. O peor aún, que no se les permita ni siquiera depositar la madera en las posibles zonas de acopio disponibles para tal fin.

Todos estos problemas a los que se enfrentan las empresas, hacen que cada día aparezcan “nuevos piratas” en el sector dispuestos a desarrollar su trabajo, pase lo que pase, porque no pueden estar paralizados ya que necesitan cortar la madera, para venderla y obtener ingresos. No hay que olvidar que todos ellos, a la fecha de la solicitud de la licencia de tala ya han pagado a su cliente por la madera que pretenden cortar. Y debido a la tipología de la empresa (micropymes en su mayoría), no pueden hacerlo de otra manera si quieren subsistir. Si de lo contrario, los plazos de concesión de las solicitudes fueran rápidos y las tasas y fianzas fueran asumibles, no existiría este tipo de empresario forestal.

Desde Asmadera, no sólo no apoyan estas prácticas ilegales, si no que las condenan. Pero dado que pueden llegar a entender los motivos por las que suceden, piden encarecidamente a los alcaldes/as que por favor replanteen su actitud hacia el sector y abran un diálogo con los representantes de Asmadera para alcanzar todos buenos acuerdos. Así mismo, piden igualmente a los particulares, que dejen de verlos como sus “enemigos” y valoren algo más su trabajo, sin olvidarse que el maderista es el mayor ecologista, ya que necesita los árboles para subsistir.

 Sobre ASMADERA:

 ASMADERA es la Asociación Asturiana de Empresarios Forestales y de la Madera, constituida en 1977 como entidad sin ánimo de lucro, cuenta con 40 años de experiencia en la gestión, defensa y coordinación de los intereses empresariales con  actividad forestal, industria de aserrío, carpintería y mueble, comercialización de madera (almacenistas) y biomasa de Asturias.

Para descargar nota de prensa haz click AQUÍ


Aclaración sobre la siniestralidad forestal

El sector forestal y de la madera de Asturias a través de su patronal ASMADERA lamenta las desgracias ocurridas por caída y manipulación de árboles durante el primer trimestre del año, y que han ocupado grandes titulares en la prensa. Detrás de cada accidente siempre hay una desgracia incluso irreparable en los casos mortales, pero la falta de rigurosidad en la información está dañando injustamente la imagen del sector empresarial forestal. La gran mayoría de casos publicados nada tienen ver con la siniestralidad laboral de personal en activo en empresas del sector.

Desde hace tiempo la Asociación de empresas forestales y de la madera, lleva demandando a la administración un estudio exhaustivo para ajustar a la realidad los datos de siniestralidad que se imputan al sector para que tal y como ocurre ahora, no se incluyan casos particulares, de jubilados o que aún siendo laborales puedan estar encuadrados dentro de otras actividades como el agrícola y que vengan todos ellos a engrosar las estadísticas de siniestralidad en nuestro sector, sin corresponderse con la realidad.

Un accidente aún siendo leve es siempre una desgracia para una empresa y su colectivo, pero tener que asumir accidentes sectoriales cuando no lo son, por el mero hecho de que se hayan producido en un entorno del monte o por la accidental caída de un árbol, es muy injusto; además de la desgraciada noticia de un accidente, estamos provocando una daño añadido a la imagen de un colectivo laboral que desde hace muchos años, está muy comprometido con la prevención de riesgos laborales, involucrado en la importancia de invertir en las protecciones individuales, en la formación y profesionalización de sus plantillas, y no se ha descuidado en tiempos de crisis la seguridad.

El sector puede responder por la siniestralidad propia y aún deseando que esta pudiera llegar al dato cero, es inevitable que ocurran ciertos accidentes, para el resto de casos, demandamos rigurosidad en la información para no poner en duda su correlación con la actividad laboral del sector forestal.

 Sobre ASMADERA:

 ASMADERA es la Asociación Asturiana de Empresarios Forestales y de la Madera, constituida en 1977 como entidad sin ánimo de lucro, cuenta con 40 años de experiencia en la gestión, defensa y coordinación de los intereses empresariales con actividad forestal, industria de aserrío, carpintería y mueble, comercialización de madera (almacenistas) y biomasa de Asturias.

Para descargar nota de prensa haz click AQUÍ


ASMADERA celebra la Jornada Técnica “La madera en la construcción”

20161021_101751

El pasado viernes 21 de octubre, tuvo lugar en las dependencias de FADE, la Jornada Técnica “La madera en la construcción” organizada por ASMADERA, con el objetivo de fomentar el uso de la madera en la construcción.

Para la presentación de la misma, se contó con la presencia del Director General de Trabajo D. Antonio González, quién destacó la importancia de realizar jornadas de este tipo para promover la madera como elemento estructural.

El éxito de la jornada, radicó en el gran elenco de ponentes, los cuales mostraron un amplio conocimiento sobre los temas a abordar y de los que se pueden obtener las presentaciones a continuación.

 

proggg

 

Descargar ponencia Dña. Soledad Rodríguez (CETEMAS) AQUÍ

Descargar ponencia Dña. Natalia Iglesias (SIERO LAM) AQUÍ

Descargar ponencia D. Francisco Ferrao (ESTUDIO FERRAO Y REY) AQUÍ

Descargar ponencia D. Emilio J. Suárez (SOGENER) AQUÍ

Descargar ponencia D. Agustín Santos (BOMBEROS DE OVIEDO) AQUÍ

Descargar ponencia Dña. Katia Fernández (ASMADERA) AQUÍ

foto-ponencias

Para ver la difusión de la Jornada en la TPA pincha AQUÍ