OPINIÓN DE ASMADERA AL DOCUMENTO: «Estrategia de competitividad del sector primario y de desarrollo económico del medio rural asturiano»

El sector forestal, de la madera y el mueble, que representa ASMADERA como patronal sectorial, lleva años  atravesando una situación delicada y una compleja encrucijada, no sólo porque han sido sectores muy afectados por la crisis económica, sino también por cuestiones sectoriales y por problemas estructurales que llevamos años intentando resolver, sin que a la fecha hayamos conseguido nada.

Para los sectores que defendemos, la Estrategia que ha desarrollado la Universidad de Oviedo, por encargo de la propia Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos puede ser muy positiva para nuestros subsectores, siempre y cuando no quede en el papel y se lleve a la práctica.

A mi modo de entender, se trata de un documento muy completo, que ha recogido todas las aportaciones que desde Asmadera hicimos en su día y que además está muy bien estructurado cubriendo todas las posibilidades que ofrece el medio rural, pero dada la exhaustividad del mismo, considero incluso que pueda llegar convertirse en una utopía.

Por otra parte, la lógica me lleva a pensar que esta Estrategia hubiera sido perfecta haberla desarrollado al inicio de la legislatura, y no al final, para que así la Consejería dispusiera de un documento guía de trabajo para ir ejecutándolo durante estos 3 años, ya que a estas alturas del presente mandato, me pregunto… ¿qué les va a dar tiempo a desarrollar ahora?. Es más, y si las personas cambian transcurridas las próxima elecciones, ¿dónde va a quedar tal Estrategia? seguramente, y muy a nuestro pesar, en el fondo de un cajón tras haberse gastado una partida económica seguramente considerable, que de ser así, podría haberse distribuido a otras entidades que sí están haciendo cosas por los sectores que defendemos.

Si profundizamos más en la propia Estrategia, hay un aspecto clave, a mi modo de entender, que debería haberse contemplado en la misma y sin embargo no consta… ¿de qué partidas presupuestarias van a sacar dinero para desarrollar la mayor parte de las acciones que se recogen?. Esto me provoca una situación de desconfianza total hacia lo que vayan a desarrollar.

Es más, todas las acciones contempladas que afectan al sector forestal, llevamos años  pidiéndolas a los máximos responsables de la Consejería y las principales respuestas que hemos obtenido han sido buenas palabras, seguidas de buenas intenciones, pero apenas hemos logrado hechos.

Por último, no quiero dejar de contemplar los aspectos más interesantes que se recogen en la propia Estrategia para nuestros subsectores y por los que además deberían empezar a trabajar en la Consejería, debida a su importancia en el desarrollo empresarial:

  • Ordenación de la propiedad forestal asturiana
  • Aplicación inmediata de instrumentos de planificación y gestión adecuados a las necesidades
  • Desarrollo de un plan de infraestructuras en el monte productor, tanto públicas como privadas, adaptado a la maquinaria y tecnología moderna
  • Revisión y modificación de la diversa normativa pública que afecta directamente a la gestión forestal (propietarios y empresas) distinguiendo entre monte productos o cultivo y monte protector.
  • Reducción de burocracia, gratuidad de la misma, delimitación competencial y ventanilla única.

Este conglomerado de cuestiones está actuando de forma perversa y continuada, afectando muy gravemente a la supervivencia de las empresas forestales y de la madera en la zona rural.

En ASMADERA estamos convencidos de que se pueden y se deben hacer muchas cosas desde las administraciones, algunas de forma individual y otras conjuntamente. El diagnóstico es claro, y las medidas a adoptar también, algunas de ellas incluso sin costar dinero al erario público, ejecutándose con una simple cuestión de voluntad política.

Es una pena que un sector con tal potencial en Asturias no termine de despegar por la falta de desarrollo, provocada en gran medida por la falta de voluntad política. Sin duda alguna, tenemos un territorio rico y de naturaleza generosa, pero a la vez mal ordenado, mal planificado y mal gestionado. Esperemos que esta «Estrategia de competitividad del sector primario y de desarrollo económico del medio rural asturiano» sea la llave que nos abra la puerta a la mejora, al avance, al desarrollo y a la competitividad empresarial. No nos queda otra que ser optimistas!

 

Rebeca Fdez. Farpón

Gerente de ASMADERA

Asociación Asturiana de Empresarios Forestales, de la Madera y el Mueble


Comments are disabled for this post